El otro día, mientras practicaba una de mis rutinas de yoga en el jardín, rompí un par de esculturas de madera. Lo peor es que no se trataba de mi propio jardín, sino el de un viejo amigo, a quien visitaba en su casa que se encuentra en Acapulco.

La experiencia no fue nada agradable, pues yo le insistí en que me dejara utilizar su jardín para hacer mi rutina matutina de yoga en exteriores. Mi amigo aceptó mi petición, pero me pidió expresamente que cuidara la decoración de su jardín, pues me comentó que le había llevado meses encontrar los artículos perfectos que colocaría. Me parece que los consiguió con un prestigioso productor de este tipo de adornos de nombre Gello Salvatore.

Pueden imaginar la pena que me dio haber roto sus tan preciadas posesiones (cabe destacar que mi amigo tiene desorden obsesivo compulsivo, lo que lo convierte en la persona menos adecuada para haberle tocado mi descuido). No me quedó más que proponerle hacer un viaje a Pottery Barn y enviarle un par de adornos de la más alta calidad para compensar mi torpeza, sin embargo no lo aceptó. Simplemente me dijo que tuviera más cuidado y que no me preocupara, que la única retribución que buscaría por la tragedia de sus esculturas sería acompañarlo al concierto de regreso de los Backstreet Boys, grupo musical que, por cierto, aborrezco.

Con una gran tristeza en mi corazón acepté la penitencia por mi pequeño descuido y accedí a ir al concierto. No tuve otra opción ¿O sí?

Resulta que el concierto no fue tan horrible como lo esperaba, sirvió para reforzar el lazo de amistad con mi buen amigo y canté canciones de mi niñez que ni siquiera sabía que conocía. Esos muchachos demostraron una vez más que sigue vigente el arte del playback en los conciertos y yo aprendí que la justicia divina sí existe.

Uno de los aspectos que podemos dar por sentados al momento de comenzar a practicar algún deporte es la ropa interior que vamos a utilizar pero debemos tomarlo en cuenta. Depende de la actividad que realizaremos, pero lo más seguro es que si estás dando fatiga a tu cuerpo y probando tu resistencia, necesites utilizar ropa interior especial, con el motivo de protegerte y estar más cómod@ mientras haces tu actividad.

La lenceria es una de las categorías de prendas que más llama la atención de las mujeres, por lo que es esencial tener conocimiento de los diferentes modelos que existen para una cómoda rutina de actividad física. Existen productos como los push up bras, shock absorbers y calzoncillos sujetadores que ayudan mucho para este propósito, recomiendo entrar a algún sitio especializado en el tema para conocer cuál de éstos puede servirte (si eres mujer, claro). Puede ser la página oficial de Victoria´s Secret o tiendas locales pero de igual calidad como Priscila. No hay que escatimar en este tipo de prendas, ya que además de comodidad nos ayudarán a mantenernos en óptimo estado físicamente.

No olvides la importancia de este tipo de ropa interior, ya que el no usarlos puede significar consecuencias en tu salud o simplemente estéticas, lo cual puede ser contraproducente al resultado que buscas con la actividad física.

Así que a hacer sudar nuestros cuerpos, a mejorar nuestra resistencia, a divertirnos como niños y a cuidarnos con estos tips que permitirán una efectiva rutina para mantenernos en el mejor estado físico y mental, sin importar si nos gusta montar a caballo, tirarnos de paracaídas, jugar rugby o simplemente echar la cascarita con los muchachos.