esqui-acuatico-mexico

Como conocí el esquí acuático.

En esta ocasión, les escribe un hombre empedernido con que las motos son lo mejor del mundo y que antes que cualquier deporte, hobbies, gusto, etc., están las motos, sin embargo, ya no puedo seguir practicándolo solo por no tener precaución de usar casco y digo, lo sencillo que “hubiera” sido googlear botas para moto México, evidentemente así puede haber localizado muchas tiendas donde conseguir uno, por ejemplo, una de mis favoritas es Hebotech, donde casi siempre compré mis accesorios y todo lo que necesitaba para mis viajes largos en carretera con mi amada motocicleta.

Pero bueno, esa historia ya debe de quedar en el pasado, mi gusto por las motos jamás cambiará de hecho nunca olvidaré mi última moto Kawasaki ZX-10R, ahora solo puedo divertirme de una manera un poco más “tranquila” por así decirlo, pues tras el accidente que tuve tome terapia con ayuda de agua e hidromasaje y logre tener mayor movilidad en la pierna izquierda, así fue como le agarré gusto al agua.

Después busqué un deporte que me ayudará a seguir con mi terapia pero, al mismo tiempo, pudiera continuar sintiendo la adrenalina que sentía como cuando andaba en moto.

Por esa inquietud, conocí el esquí acuático y finalmente comencé a practicarlo, algo que al principio me dio miedo intentar, no porque sea un deporte de “alto riesgo”, sino por no tener la movilidad de mi pierna al 100%, el miedo a caer era latente, pues podía lastimarme más, colapsar y  ahogarme, pero todo el equipo de sitio donde entré me ha apoyado y me han enseñado diferentes técnicas para nadar, por ello, decidí tomar el reto.

Aunque me ha sido difícil acoplarme a todas las reglas que se tienen, porque cuando te subes a tu moto la única regla es seguir y jamás detenerte, el destino final no existe, las limitantes solo te las pones tú, en el esquí es diferente, tuve que disciplinarme y acatar reglas, pero ahora me encanta, de hecho mi pierna a mejorada bastante, tengo mayor fuerza en ella y puedo nadar sin problema alguno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *